Patrocinador
Recomendado
Patrocinador
Campaña internet segura

EL DEDO EN LA LLAGA 10

Con agrado veo como muchos candidatos al Concejo de Tuluá están haciendo campañas serias, planteando ideas y propuestas que sí pueden ser realizadas por ellos en el caso de llegar a ser elegidos; muchos también están haciendo su campaña uniendo a las comunidades entorno a solucionar problemas que se pueden resolver por la propia comunidad.

También hay aspirantes que se notan estudiosos de las funciones que deberán desarrollar en caso de obtener una curul y hablan con total propiedad del trabajo que esperan llevar a cabo en la Corporación Edilicia, pero hay otros candidatos absolutamente perdidos, sin la menor idea de qué es lo que constitucionalmente hace un Concejal y en sus discursos prometen cosas que ni un candidato a la Alcaldía podría prometer.

Da tristeza ver como muchos de los que hoy están aspirando a ocupar una curul para representar a la ciudadanía en un estamento tan importante como el Concejo no sepan que es lo que allí se puede hacer.

Sí prometen cosas que no podrán cumplir por engañar a sus electores, son simplemente unos mentirosos y sí lo hacen por simple desconocimiento de las funciones reales de los Concejales son ignorantes, y en ambos casos no servirán para afrontar la responsabilidad de estar ocupando una curul, creó que es fundamental que quienes se ganen el derecho de integrar nuestro Concejo Municipal sean personas con la preparación política, pública y moral para ejercer tan importante dignidad.

También hay quienes quieren hacer campaña desprestigiando a los demás aspirantes, y a quienes hoy son Concejales en ejercicio, evidentemente hay mucho que cuestionarles y no digo que no lo puedan hacer, pero no se puede estructurar una campaña sólo con críticas a los demás; particularmente no compro nunca un producto cuando quien me lo quiere vender sólo se dedica a descalificar a la competencia, me gustan aquellos vendedores que sólo hablan de su producto. Eso mismo se puede aplicar a las campañas políticas, la gente debería votar por los candidatos de mejores propuestas, no por el que más ataque a los demás y eso también es válido en el tema Alcaldía.

Por Yonieher Ramirez Ospina

Nota patrocinada