Patrocinador
Recomendado
Patrocinador
Campaña internet segura

EL DEDO EN LA LLAGA 68

Todos los días se conocen casos de capturados por violar niños y niñas en Colombia, así la violencia en contra de los niños camina tranquila por cada rincón de nuestras ciudades y campos ante la indiferencia de muchos de nosotros y la ineficacia de la justicia. 


Para que un hampón como Rafael Uribe Noguera sea condenado a una pena alta de hasta 60 años de prisión debe secuestrar, violar y matar a un niño, pero si solo hay violación la pena no es tan alta.

Ante este oscuro panorama de impunidad y permisividad de la justicia no veo otro camino para proteger a los pequeños que el de implementar la cadena perpetua para los violadores de niños; si bien es cierto que los abusos a los niños y niñas no van a desaparecer mágicamente por el hecho que la pena se endurezca, si es cierto que una norma tan severa se hace necesaria para persuadir a muchos que piensan en dañar a nuestros niños y para que quiénes ejecuten sus perversas acciones no puedan salir nunca de una cárcel, único lugar terrenal en donde merecen estar hasta el día que mueran. TAL VEZ TE PUEDA INTERESAR: GAULA DE LA POLICIA RESCATA MENOR DE EDAD SECUESTRADA POR SU PROPIO TIO

No podemos seguir dejando que los pequeños sean blanco de toda clase de depravados que saben que nuestras leyes terminan protegiéndolos más a ellos que a sus víctimas, por ello con todo el gusto firmé en apoyo de la iniciativa que busca que el Congreso apruebe el referendo de cadena perpetua para violadores, pues si el Congreso está tan preocupado por quienes pueden adoptar, no veo por qué no se preocupara por la vida de los niños.

Si no somos capaces de garantizar la dignidad, vida y honra de nuestros niños, ¿Cómo queremos pensar en construir una paz estable y duradera?
Escrito por: Yonieher Ramirez Ospina


Nota patrocinada