Patrocinador
Recomendado
Patrocinador

EL DEDO EN LA LLAGA 74

En los últimos días se ha hablado mucho en Tuluá del nuevo formato de feria que implementará el Alcalde Gustavo Vélez y quiénes confirmarán la junta rectora del evento más importante de Tuluá, la verdad pienso que hace mucho la feria necesita revulsivos, que el hecho de no tener conciertos en el coliseo sea o no la solución, solo el tiempo lo dirá.


Les abono a estas personas el hecho de estar buscando cambios para ver si se rescata este evento que tan buen nombre le da a la ciudad, lo que no me parece es la falta de seriedad del Mandatario local y del anterior presidente de la junta de ferias el señor Rodrigo Guzmán, cómo es posible que pese a que el anterior evento ferial terminó el 6 de junio de 2016, hoy no se conozca un balance oficial del mismo y que después de tantos meses feria tulua 2016solo a través de un comunicado en redes sociales el expresidente diga que él no era el responsable de contratar, que lo hacía el gerente de Infituluá Rodolfo Ramírez, y que por ello el balance de pérdidas o ganancias económicas y sociales de esa feria la debe entregar este funcionario, ese comunicado demuestra la poca seriedad con la que el Alcalde y sus asesores manejaron la primera feria que tuvieron a su cargo, también demuestra que todo lo hablado por este Gobierno de ser un modelo en transparencia y gestión pública es bien cuestionable, pues hacer el balance de una feria no puede tardar 8 meses, menos cuando el último día de esa feria en rueda de prensa el alcalde Gustavo Vélez dijo que en unas semanas todos los tulueños conoceríamos que restados había dejado el certamen. TE PUEDE INTERESAR: ¿SOCIALIZAR ESTARÁ DE MÁS?

Muchas excusas esgrime el señor Guzmán para no haber entregado un balance aparte de asegurar que no es su responsabilidad, advierte que no encontró información de la anterior feria en cuyo caso debería haber informado a los entes de control de cualquier irregularidad, además nadie le está pidiendo que dé explicaciones de ferias anteriores, solo de la que él dirigió.

Algunos amigos cercanos a la actual Administración aseguran que no entienden cuál es el problema puesto que en años anteriores no hubo balance, lo cual creo no puede ser una excusa, si un Gobierno anterior actuó mal esa no es la puerta ni el permiso para que las demás lo sigan haciendo, menos una Administración como esta que siempre sale a señalar los errores de sus antecesores y dice cada que puede que existe un gran cambio administrativo. TE PUEDE INTERESAR: ¿PENSANDO EN VOZ ALTA?

La feria de Tuluá no es propiedad del anterior Presidente de la Junta organizadora, mucho menos del Gerente de Infituluá, ni tampoco del Alcalde, sea quien sea; es de la ciudad, la cual no se le ha escriturado al Mandatario local ni a sus funcionarios, por lo que los tulueños tenemos el derecho a que se nos diga cómo le fue al anterior evento ferial, explicación que debe ser pública ante los medios de comunicación, en el Concejo o cualquier escenario donde todos podamos estar.
Escrito por: Yonieher Ramirez Ospina


Nota patrocinada