Patrocinador
Recomendado
Patrocinador
INCORPORACION BATALLON

EL DEDO EN LA LLAGA 90

En Colombia ha hecho carrera el hecho que para mostrar resultados las autoridades comienzan a hacer ver como grandes gestas operativas acciones que solo obedecen a un desmedido afán de figuración mediática.

Es normal ver como para argumentar que están trabajando en contra de la minería ilegal capturen a campesinos que a duras penas extraen unos cuántos gramos de oro y los muestren como el gran golpe, cuando en realidad quienes están explotando nuestros recursos naturales con grandes estructuras como maquinaria pesada, difícilmente son capturados. TE PUEDE INTERESAR: LEGITIMANDO EL DELITO

Pareciera que a muchos oficiales del Ejército y la Policía el hecho de mostrar a los peces más chicos les causa gran satisfacción, mientras los tiburones se pasean libres, como si nada.

No se trata de que no judicialicen a quien esté cometiendo un delito, pues la Ley debe hacerse cumplir, pero es que las autoridades militares y las ambientales muestran resultados de su gran gestión capturando a uno que otro campesino, pero no vieron que retroexcavadoras, buldócer y volquetas casi acaban con la Laguna de Sonso.

Es más o menos como cuando muestran como una gran hazaña la captura de un señor que para poder sobrevivir vende CD’S piratas en una esquina, y además le toman fotos como si se tratara del gran zar de la piratería, pero pocas veces capturan al que produce millones de copias ilegales y realmente tiene una industria criminal.

Lo peor es que hoy menciono como ejemplo la supuesta lucha contra la minería ilegal y contra la piratería, pero esto se aplica para casi todo, siempre terminan mostrándonos como grandes positivos las capturas de pequeños eslabones de grandes cadenas criminales, y lo más complejo es que pretenden que los medios hagan eco de sus supuestas capacidades operativas, mientras las grandes estructuras delincuenciales siguen operando. TE PUEDE INETERESAR: SERVICIOS PUBLICOS ¡QUE NEGOCIO!

Existe un gran afán de las autoridades por mostrar su efectividad y gran capacidad de trabajo, pero en muchas ocasiones para lograrlo terminan entreteniéndonos mientras los grandes delincuentes siguen impunes como si nada pasará.


Nota patrocinada