Patrocinador
Recomendado
Patrocinador

EL DEDO EN LA LLAGA 103En Tuluá el actual Alcalde y sus colaboradores impusieron una moda bastante particular es tildar de enemigos del progreso, el desarrollo, y de ciudadanos no constructivos, a todo aquel o aquellos que critiquen alguna acción administrativa.

Nota patrocinada

Hizo carrera en Tuluá que nadie puede llamar la atención sobre algo que esté mal, porque de inmediato el Burgomaestre, sus empleados y el séquito de ‘lame suelas’ que lo adula, comienzan a atacar, no las posiciones de quienes tienen observaciones, sino incluso su condición humana, y comienza una guerra casi que personal.

Pero en los últimos días hay dos equivocaciones que a mí juicio superaron todos los récords existentes; Primero el hecho que el Gerente de Infitulua haya dicho públicamente en un medio de comunicación que los Diputados del Valle del Cauca se habían complicado por nada, para no aprobar un proyecto de Ordenanza mediante el cual el Departamento le cede un lote al Municipio, fue un craso error que después intentó enmendar ofreciendo excusas, aunque no lo hizo con la misma vehemencia con la que dio las primeras declaraciones, es como si pensara el Gerente de Infitulua o el Alcalde que todo el mundo tiene que hacer lo que a ellos se les ocurre porque sí, y que el Concejo Municipal o la Asamblea Departamental tienen que aprobar todo lo que a ellos les parece simplemente porque son ellos.

El segundo hecho que se tiene que observar es como se ha dedicado la Administración a contestar de todas las maneras posibles, incluso haciendo sugerencias a mí juicio temerarias sobre la Contraloría Departamental, entidad que revelo en un informe que puede haber presuntas irregularidades en el cobro de unos recursos por estampillas en el Hospital Rubén Cruz y en Infituluá, pero que nunca dicho que se haya terminado la investigación y que alguien sea culpable de algún delito o irregularidad, simplemente dijo que hay indicios para empezar una investigación, pero de inmediato comenzaron desde la Alcaldía de Tuluá a señalar incluso de falsa noticia el pronunciamiento de la Contraloría Departamental, demostrando una vez más la soberbia con la que el Alcalde de Tuluá Gustavo Vélez viene administrando este municipio.
Nota escrita por Yonieher Ramirez Ospina

Nota patrocinada