Patrocinador
Recomendado
Patrocinador
Campaña internet segura

EL DEDO EN LA LLAGA 108

La posibilidad de que Luis Alfredo Garavito salga de la cárcel es real, según advirtió esta semana la misma Fiscalía, desde donde se informó que se está trabajando por parte de varias entidades para recopilar los procesos en contra de este individuo y así poder procesarlo por crímenes que aún no han sido fallados para evitar que tras cumplir 20 de los 40 años de condena pueda volver a las calles en 2019. 

Nota patrocinada

Ante esa escabrosa posibilidad de ver a este depredador de niños en libertad, pues fue condenado con las normas vigentes en su momento, me preguntó ¿no es hora de que en realidad nos sentemos los colombianos a discutir penas que realmente garanticen que esta clase de enfermos nunca más vuelvan a estar cerca de un niño?.
La cadena perpetua aparece como una opción pero ya se ha discutido en el pasado y esa Ley no ha podido ver la luz, en el Congreso se está discutiendo la castración química, la cual ya pasó en un primer debate pero le falta bastante para ser una norma. CONÉCTATE CON NUESTRA RADIO ONLINE - BUENA MÚSICA

Muchos juristas y expertos en problemáticas sociales aseguran que endurecer las penas no cambia nada, pero otros creemos que algo debemos hacer ya para que casos como el de Garavito no se repitan y que cuando por desgracia ocurran podamos asegurarnos de que no volvería a tener a un monstruo de estas proporciones caminando entre nosotros, porque para nuestra justicia 20 años son hoy suficientes para remediar el daño causado asesinando y violando cientos de pequeños inocentes.

Ojalá lo que está pasando en el país donde cada día nos enteramos de la violación y asesinato de niños y niñas por fin tengamos la madurez para legislar con sentido proteccionista, pues ya es tiempo de garantizar a nuestros niños una sociedad donde ellos sean lo más importante y no solo un artículo usado en los momentos electorales por parte de algunos candidatos a la Presidencia y al Congreso para despertar sentimientos y convencer al electorado.

Nota escrita por Yonieher Ramirez Ospina

Nota patrocinada